Articulos General

Aprobados por la Orden ESS/1187/2015, de 15 de junio, los nuevos modelos de partes de incapacidad temporal que entrar谩n en vigor el 1 de diciembre de 2015

El Real Decreto 625/2014, de 18 de julio, por el que se regulan determinados aspectos de la gesti贸n y control de los procesos por incapacidad temporal en los primeros trescientos sesenta y cinco d铆as de su duraci贸n, estableci贸 una nueva regulaci贸n respecto de determinados 谩mbitos de la gesti贸n y del control de esta prestaci贸n econ贸mica de la Seguridad Social, que, a su vez, incide en el 谩mbito de la empresa, ya que la situaci贸n de incapacidad temporal (IT) implica la suspensi贸n de la relaci贸n聽 laboral, con el mantenimiento de la obligaci贸n de cotizar a la Seguridad Social.

Una de las modificaciones de mayor calado incorporadas por el Real Decreto 625/2014, han afectado, principalmente, a la expedici贸n de los partes m茅dicos de baja, de confirmaci贸n y de alta, con el objetivo de que, manteniendo la exactitud en la constataci贸n de la enfermedad o lesiones del trabajador y de su incidencia en su capacidad para realizar el trabajo, se minoren tr谩mites burocr谩ticos, mediante la adecuaci贸n de la periodicidad en la emisi贸n de los partes a la duraci贸n estimada de cada proceso.

En tal sentido, en el citado Real Decreto se establecieron unos protocolos de temporalidad de los actos m茅dicos de confirmaci贸n de la baja en funci贸n de la duraci贸n estimada del proceso, la cual ha de ser fijada por el facultativo correspondiente, conforme a su criterio m茅dico, contando a tal fin con unas tablas de duraci贸n 贸ptima basadas en el diagn贸stico, la ocupaci贸n y la edad del trabajador. De este modo se acaba con la rigidez de la normativa anterior, que preve铆a la expedici贸n de partes m茅dicos de confirmaci贸n de la baja (cada siete d铆as), con independencia de la duraci贸n previsible del proceso (que, en ocasiones, pod铆a alargarse durante meses), con la presencia de cargas burocr谩ticas y papeleos禄 innecesarios.

De acuerdo con esos prop贸sitos, la Orden ESS/1187/2015, de 15 de junio (BOE de 20 de junio de 2015), en los t茅rminos que indica D. Jos茅 Antonio PANIZO ROBLES en el comentario adjunto a esta nota, desarrolla las previsiones del Real Decreto 625/2014, al tiempo que procede a la publicaci贸n de los nuevos partes m茅dicos de baja, confirmaci贸n de la baja y alta de los procesos de IT.

Un an谩lisis m谩s detallado, de este mismo autor, en el art铆culo rese帽ado en la secci贸n de esta p谩gina destinada a "Art铆culos" y publicado en la RTSS.CEF, n煤m. 388 (julio 2015).

El procedimiento de recaudaci贸n de la Seguridad Social en v铆a ejecutiva. La regularizaci贸n de la deuda

El procedimiento de recaudaci贸n de la Seguridad Social en v铆a ejecutiva. La regularizaci贸n de la deuda

El procedimiento de recaudaci贸n de la Seguridad Social es una pieza esencial para hacer efectivo el pago de las prestaciones del sistema. Y la v铆a ejecutiva, objeto del estudio de don Javier AIBAR BERNAD que se ofrece EN ABIERTO, constituye una importante herramienta para combatir el fraude y la morosidad.

Como se podr谩 comprobar, la v铆a de apremio consta de distintas fases, que se extender谩n hasta el momento en que se consiga hacer efectivo el cobro de las deudas. La Administraci贸n competente para dirigir e impulsar el procedimiento es la Tesorer铆a General de la Seguridad Social, que se apoya para desarrollar su labor en varios principios, sobresaliendo de entre ellos la existencia de un procedimiento de recaudaci贸n propio para la Seguridad Social y la aplicaci贸n de la autotutela ejecutiva.

El autor analiza algunas alternativas al apremio, que persiguen objetivos de distinto alcance, bien para dar un tratamiento diferenciado al procedimiento de la recaudaci贸n cuando los deudores son Administraciones o Entes P煤blicos, para permitir la regularizaci贸n de la deuda que es reclamada en v铆a ejecutiva, y para obligar a la Tesorer铆a General de la Seguridad Social a concurrir sobre el patrimonio del deudor con otras Administraciones p煤blicas o con acreedores particulares, cuando el deudor com煤n a todos ellos se encuentra en situaci贸n de insolvencia.

El TS rectifica su doctrina: El recargo de prestaciones por falta de medidas preventivas s铆 se transmite en caso de sucesi贸n de empresas (STS, 4陋, de 23 de marzo de 2015 鈥搑cud. 2057/2014鈥)

Si hasta ahora el Tribunal Supremo ven铆a avalando que, en los casos de sucesi贸n de empresas, la legislaci贸n socio-laboral obligaba a la responsabilidad solidaria de la empresa sucesora respecto de prestaciones de Seguridad Social de la que hab铆a sido declarada responsable la empresa sucedida, pero sin que esa responsabilidad se extendiese a la derivada del recargo de prestaciones por incumplimiento de medidas de seguridad en el trabajo, la Sentencia de 23 de marzo de 2015 鈥搑cud. 2057/2014鈥 que se comenta por D. Jos茅 Antonio PANIZO ROBLES en el documento adjunto cambia de criterio estableciendo que:

  • En supuestos de聽 sucesi贸n de empresas, se produce la transmisi贸n de la responsabilidad de la empresa sucedida por incumplimiento de medidas de seguridad en el trabajo, aunque ese incumplimiento se hubiese producido antes de la fecha de sucesi贸n de la empresa y concretada en la imposici贸n de un recargo de las cuant铆as de las prestaciones de Seguridad Social a que hubiese lugar.
  • La transmisi贸n de la responsabilidad no solo opera respecto de las prestaciones causadas en el momento de producirse la fusi贸n, sino tambi茅n respecto de las que est茅n pendientes de reconocer y de las que se est茅n generando, con independencia de que la fecha de su reconocimiento sea posterior a la fecha de la sucesi贸n.
    • Por 煤ltimo, la transmisi贸n de la responsabilidad del recargo opera no solo en los casos de fusi贸n por absorci贸n, sino que se extiende a los casos de fusi贸n por constituci贸n, a los casos de escisi贸n, a todos los fen贸menos de transformaci贸n y, en general, en cualquier supuesto de cesi贸n global de activos y pasivos desde la empresa sucedida a la sucesora.

Jubilaci贸n de trabajador con discapacidad: Los 贸rganos jurisdiccionales no pueden determinar si se acredita la situaci贸n de dependencia聽(STS de 18 de febrero de 2015, rcud. 983/2014)

I. S铆ntesis de la sentencia del Tribunal Supremo de 18 febrero de 2015

Con fecha de 18 de febrero pasado, el Tribunal Supremo (TS) dict贸 sentencia, en el recurso de casaci贸n para la unificaci贸n de doctrina n潞 983/2014, sobre aplicaci贸n de los correspondientes coeficientes reductores de la edad de jubilaci贸n y del importe de la pensi贸n, a un trabajador discapacitado, al amparo de las previsiones contenidas en el Real Decreto 1539/2003, de 5 de diciembre, por el que se establecen coeficientes reductores de la edad de jubilaci贸n a los trabajadores que acreditan un grado importante de minusval铆a.

Para el 贸rgano judicial de instancia, el interesado, en raz贸n de la discapacidad acreditada (un 79% por d茅ficit visual severo) requer铆a el concurso de otra persona para la realizaci贸n de las necesidades de la vida diaria, por lo que deb铆a aplicarse el coeficiente reductor de la edad de jubilaci贸n, establecido para dicha situaci贸n.

Esa actuaci贸n del 贸rgano judicial es 芦contestada禄 por el TS (que reitera criterios contenidos en la STS de 21 de febrero de 2008 鈥搑cud. 1329/2005鈥), para el que, conforme al ordenamiento jur铆dico, la determinaci贸n de la existencia de la situaci贸n de dependencia no corresponde a la instancia judicial, sino al organismo a quien normativamente se le atribuye dicha competencia, organismo que es el 煤nico habilitado para extender la respectiva acreditaci贸n de tal hecho, que act煤a como condicionante de la constataci贸n de la situaci贸n de minusval铆a (discapacidad), as铆 como de su grado y, en consecuencia, del coeficiente reductor de la edad de jubilaci贸n.

La recuperaci贸n de una parte de la extra de navidad de 2012 determina la extinci贸n de los recursos contra su supresi贸n por p茅rdida sobrevenida de objeto

El Pleno del Tribunal Constitucional, por unanimidad, ha declarado la extinci贸n, por p茅rdida sobrevenida de objeto, de una cuesti贸n de inconstitucionalidad formulada por la Audiencia Nacional contra el real decreto que suspendi贸 el abono a los funcionarios de la paga extraordinaria de diciembre del a帽o 2012. La decisi贸n ha sido adoptada despu茅s de que, el pasado mes de enero, se hiciera efectiva la recuperaci贸n de una parte de dicha paga, tal y como dispone la Ley 36/2014, de 26 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para 2015. La aplicaci贸n de lo dispuesto en esta ley determinar谩 tambi茅n, y por el mismo motivo, la extinci贸n de la mayor铆a de las decenas de cuestiones de inconstitucionalidad formuladas por distintos 贸rganos jurisdiccionales contra el real decreto de supresi贸n de la paga. Ha sido ponente de la sentencia el Magistrado Andr茅s Ollero.

Si las solicitudes al FOGASA no se resuelven en tres meses han de entenderse estimadas (STS de 16 marzo 2015, RCUD. 802/2014)

El Tribunal Supremo, con fecha 16 de marzo de 2015, ha dictado una sentencia, comentada a continuaci贸n por D. Jos茅 Antonio PANIZO ROBLES, mediante la que se declara la aplicaci贸n de la t茅cnica del 芦silencio positivo禄 en las reclamaciones contra el Fondo de Garant铆a Salarial (FOGASA), cuando las聽 mismas no hayan sido resueltas dentro del plazo de tres meses, establecido en el art铆culo 28 del Real Decreto 505/1985, sobre organizaci贸n y funcionamiento del Fondo de Garant铆a Salarial.

驴Y si critico a mi empresa en la red?

Twitter, Facebook, blogs personales, la libertad de expresi贸n est谩 en todas partes y con internet y las redes sociales es infinitamente m谩s f谩cil y r谩pido conseguir que nuestras opiniones sean le铆das y compartidas por m谩s personas. Por ello, recientemente, est谩n surgiendo sentencias que deliberan sobre la libertad de expresi贸n en las relaciones laborales, a ra铆z de un despido derivado por unas manifestaciones del trabajador. Pero, 驴tiene l铆mites la libertad de expresi贸n?, 驴y si es as铆, hasta d贸nde alcanza?, 驴y si, como empresa, me perjudica?

El art铆culo 11.1 de la Carta de Derechos Fundamentales de la Uni贸n Europea1 dispone que 鈥渢oda persona tiene derecho a la libertad de expresi贸n鈥 siendo reconocida en nuestra Constituci贸n en el art铆culo 20.1 a)2 y ello porque la libertad de expresi贸n forma parte del n煤cleo de derechos denominados fundamentales y libertades p煤blicas. Esto significa que los derechos de la palabra 鈥渁l constituir garant铆a para el real y efectivo desarrollo de la sociedad democr谩tica y de los valores que esta encarna 鈥損luralismo, tolerancia y esp铆ritu cr铆tico鈥 terminan adquiriendo una especial trascendencia para el funcionamiento mismo del entero sistema democr谩tico鈥3.

Algunas consideraciones sobre el accidente de trabajo in itinere

Domingo J. Panea Hernando
Documentaci贸n 脕rea Sociolaboral-CEF

Como resultado de la labor jurisprudencial, y de la progresiva tendencia a la inclusi贸n en el concepto de accidente de trabajo de todos los acaecimientos sufridos por el trabajador ligados al desempe帽o de su profesi贸n, se ha ido acu帽ando en el tiempo el concepto de accidente in itinere, como modalidad singular del accidente laboral.

Con el Decreto 907/1966, de 21 de abril, por el que se aprob贸 el texto articulado de la Ley 193/1963, de 28 de diciembre, sobre Bases de la Seguridad Social [art. 84.5 a)], el concepto fue acogido directamente, aunque se a帽ad铆a: 鈥渟iempre que concurran las condiciones que reglamentariamente se determinen鈥, frase que finalmente, se suprimi贸 del texto refundido de 1974. Hoy en d铆a, tal figura aparece rese帽ada en el art铆culo 115.2 a) del TRLGSS (RDLeg. 1/1994), que otorga la consideraci贸n de accidente de trabajo, de forma expresa, a los que sufra el trabajador al ir o volver del trabajo.

No obstante, el art铆culo 115 de la LGSS no ha sido capaz de delimitar con precisi贸n el concepto, ni de resolver, siquiera m铆nimamente, la diversidad de cuestiones que en la pr谩ctica pueden plantearse, haciendo imprescindible en esta materia la labor de los tribunales, cuyas resoluciones act煤an como verdadero complemento de la norma.

Leer m谩s

P谩ginas