Actualidad laboral sobre la crisis del Coronavirus AQUÍ

Legislación | Actividad Jurisdiccional | Noticias

Formación profesional para el empleo: oferta formativa de las Administraciones y subvenciones públicas para su financiación

La Orden TMS/368/2019, de 28 de marzo (BOE de 1 de abril), desarrolla el Real Decreto 694/2017, de 3 de julio, en relación con la oferta de formación profesional para el empleo, y regula las bases que han de regir la concesión, en régimen de concurrencia competitiva, de subvenciones públicas destinadas a financiar dicha formación por las diferentes Administraciones públicas en sus respectivos ámbitos de gestión, así como otros modelos de ejecución de la formación basados en la contratación pública o en la utilización de medios propios de las diferentes administraciones.

Por otra parte, incorpora una regulación de la realización de prácticas profesionales no laborales (art. 19 y Anexo II.3), la concesión de becas y ayudas que se conceden a los trabajadores desempleados que abarcan las relativas al transporte, manutención y alojamiento, así como las que permiten conciliar la asistencia a la formación con la vida familiar (arts. 20 a 23 y Anexo II).

En relación con la ejecución de la formación mediante subvenciones, la orden, en cuanto que establece las bases reguladoras para la concesión de las subvenciones, mediante las que se financian las diferentes modalidades de la formación de oferta, regula todos aquellos aspectos que tanto la Ley 38/2003, General de Subvenciones, como el Real Decreto 887/2006, por el que se aprueba su reglamento, y la Ley 30/2015 disponen como su contenido obligatorio.

En esa dirección, contempla un conjunto de disposiciones comunes para todas las subvenciones que se concedan en régimen de concurrencia competitiva por las diferentes Administraciones públicas, sin perjuicio de las competencias de ejecución y de autoorganización que tienen reconocidas las comunidades autónomas y de las necesidades de adaptación a sus respectivos territorios.

Por último, se recogen medidas para que sean desarrolladas por las diferentes Administraciones, en lo que se refiere a la calidad y evaluación de la formación, así como respecto del seguimiento y control de la misma, actuaciones que vienen enmarcadas en los planes anuales que se aprueben al respecto.