Actualidad laboral sobre la crisis del Coronavirus AQUÍ

Legislación | Actividad Jurisdiccional | Noticias

Avanzando en la protección frente a la exposición de agentes carcinógenos en el trabajo

Con entrada en vigor el 17 de junio, se publica en el BOE del 16 el  Real Decreto 427/2021, de 15 de junio, por el que se modifica el Real Decreto 665/1997, de 12 de mayo, sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición de agentes cancerígenos durante el trabajo, para transponer a nuestro ordenamiento jurídico la Directiva (UE) 2019/130 del Parlamento Europeo y del Consejo de 16 de enero de 2019 por la que se modifica la Directiva 2004/37/CE relativa a la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes carcinógenos o mutágenos en el ámbito laboral.

Los cambios suponen:

  • Una modificación del anexo I del real decreto para añadir a la lista de sustancias, mezclas y procedimientos, los trabajos que supongan (1) exposición cutánea a aceites minerales previamente utilizados en motores de combustión interna para lubrificar y refrigerar los elementos móviles del motor y (2) exposición a emisiones de motores diésel.
  • Una actualización del anexo III para añadir los siguientes agentes, algunos con su correspondiente valor límite:
      • Tricloroetileno.
      • 4,4’-Metilendianilina.
      • Epiclorohidrina.
      • Dibromuro de etileno.
      • Dicloruro de etileno.
      • Emisiones de motores diésel, cuyo valor límite se aplicará a partir del 21 de febrero de 2023, excepto para la minería subterránea y la construcción de túneles en las que se aplicará a partir del 21 de febrero de 2026.
      • Mezclas de hidrocarburos aromáticos policíclicos, en particular los que contienen benzo[a]pireno y son agentes carcinógenos, a los que no se asigna un valor límite puesto que están pendientes nuevas investigaciones para evaluar la necesidad del mismo, asignándose la notación «piel» debido a la posibilidad de una absorción significativa de estas mezclas a través de la piel.
      • Aceites minerales previamente utilizados en motores de combustión interna para lubrificar y refrigerar los elementos móviles del motor, a los que igualmente se asigna la notación «piel».