Actualidad laboral sobre la crisis del Coronavirus AQUÍ

Legislación | Actividad Jurisdiccional | Noticias
Banner Cursos CEF

7 beneficios del mindfulness para evitar el síndrome del trabajador quemado o burnout

Mindfulness

Las técnicas de mindfulness se han convertido hoy en día en una herramienta muy eficaz, debido a los beneficios que aportan al bienestar de los trabajadores, y a su vez, contribuir a mejorar el clima laboral y la productividad de las empresas.

Hace no muchos años, recuerdo que algunos aparatos como las televisiones volvían a funcionar cuando se les daba unos golpecitos, mientras que otros volvían a la vida al desenchufarlos y volverlos a enchufar, pero las personas no son robots ni electrodomésticos a los que se pueda golpear en su orgullo, menospreciar su funcionamiento, no tener en cuenta su buen rendimiento o desenchufarlos de su entorno, sin que sufran. Por lo tanto, hay que tener cuidado con el trato que se les da a los trabajadores para evitar que padezcan depresiones o el síndrome del trabajador quemado.

La OMS acaba de anunciar que el síndrome del trabajador quemado (burnout) figurará en la próxima Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11) de la Organización Mundial de la Salud (OMS) como un síndrome de desgaste ocupacional y un problema asociado al empleo o al desempleo.

Según la OMS, el síndrome del trabajador quemado es un síndrome provocado por un estrés crónico en el lugar de trabajo que no se ha manejado con éxito. Se caracteriza por:

  • Sentimientos de falta de energía o agotamiento.
  • Aumento de la distancia mental con respecto al trabajo.
  • Sentimientos negativos o cínicos con respecto al trabajo.
  • Eficacia profesional reducida.

Con este cambio, que entrará en vigor con la nueva clasificación en 2022, los trabajadores que lo sufran tendrán más fácil coger una baja laboral o incapacidad si sufren algunos de estos síntomas.

¿Qué causa el síndrome del trabajador quemado o burnout?

Este síndrome puede ser provocado por diferentes causas o factores, entre los cuales podemos destacar los siguientes:

  • Desgaste físico por un exceso de carga de trabajo.
  • Exceso de jornada laboral.
  • Remuneración inadecuada al trabajo realizado o a la responsabilidad asumida.
  • Mal clima laboral.
  • Malas condiciones laborales.
  • Trato inadecuado, menosprecio o acoso de compañeros o superiores.
  • Estrés crónico en el trabajo, en muchos casos por asunción de responsabilidades que exceden las capacidades del trabajador.
  • Despersonalización de las tareas.
  • Desgaste o cansancio emocional.
  • Baja realización personal al realizar un trabajo que no satisface las expectativas y aspiraciones.
  • Aislamiento social.
  • Dificultades para conciliar la vida laboral, social y familiar.

Este síndrome suele darse en personas muy comprometidas con su trabajo, que trabajan de manera muy directa con personas y aparece como una respuesta a una situación de estrés prolongada. Principalmente afecta a personal sanitario, funcionarios de prisiones, docentes, teleoperadores, policías y militares, administrativos, etc.

¿Cómo puede ayudar el mindfulness a evitar el síndrome del trabajador quemado?

El mindfulness es una filosofía de vida basada en la meditación budista, que combinada con otras técnicas de relajación, tiene como finalidad lograr la concentración en el momento presente, así como tomar conciencia de la realidad del mundo que nos rodea, prestando atención a los pensamientos, emociones, sensaciones y al ambiente de cada momento, sin entrar en juicios de valor.

La aplicación del mindfulness en las empresas puede conseguir múltiples beneficios para los trabajadores y directivos de las organizaciones, contribuyendo a evitar que los trabajadores se quemen. Entre estos beneficios podemos encontrar los siguientes:

  • Mejora la capacidad de concentración y ayuda a regular las emociones. Su práctica nos ayuda a ser conscientes de que lo que nos provoca malestar o ansiedad no son los eventos, sino la forma en que reaccionamos a estos.
  • Se reduce el estrés. El yoga, la meditación y el mindfulness reducen los niveles de cortisol, una hormona que se libera en respuesta al estrés. La práctica del mindfulness aporta calma y serenidad, lo que afecta positivamente a nuestra salud física y emocional.
  • Mejora la motivación, la satisfacción y el bienestar. Los trabajadores felices en su trabajo y motivados son más productivos y no rotan tanto. Por lo tanto, un buen ambiente de trabajo ayuda a retener a los mejores empleados.
  • Mejora la respuesta ante el estrés. Se consigue la habilidad de responder de manera apropiada al estrés que genera el trabajo bajo presión, aprendiendo a priorizar tareas.
  • Desarrolla la inteligencia emocional. Las personas que practican mindfulness tienen una mayor claridad mental y un mayor control emocional que las personas que no lo practican, de manera que consiguen que las cosas no les afecten tanto, al tener un mayor autoconocimiento y autoconciencia.
  • Mejora la resiliencia, es decir la capacidad de adaptación a situaciones adversas y la capacidad para recuperarse de estas rápidamente
  • Mejora la comunicación interna y el clima laboral. Se aprende a escucharse y a escuchar mejor a los demás, lo que reduce los conflictos interpersonales. Además se mejora la habilidad de comunicar las emociones a otras personas.

La mayoría de las grandes empresas de EE.UU., han puesto en marcha iniciativas de mindfulness en sus organizaciones, siendo esta una tendencia que cada vez cobra más importancia en las empresas de Europa y España. Teniendo en cuenta la alta demanda por parte de directivos y trabajadores del Curso de Mindfulness en el Trabajo, el CEF.- ha preparado Curso de aplicación del Mindfulness en el Entorno Personal y Profesional, un programa formativo con el que conseguir un mejor bienestar personal y una mayor eficacia personal y profesional.

José Ramón Fernández de la Cigoña Fraga
Colaborador del CEF.-