Actualidad laboral sobre la crisis del Coronavirus AQUÍ

Legislación | Actividad Jurisdiccional | Noticias

9 causas de conflictos en las empresas que te interesa conocer para evitarlos

Imagen de un post it azul en el que pone conflicto resuelto

De primer plato, un abanico abierto de opciones que obliga a la negociación entre diferentes partes, de segundo plato se sirven opiniones e intereses contrapuestos y de postre animadversiones personales, la conflictividad en esta comida está servida y su digestión puede ser muy pesada. No son pocos en las empresas los que todos los días se comen este menú.

Un conflicto supone la existencia de un enfrentamiento, controversia o litigio entre diferentes partes, que ante una determinada situación tienen intereses diferentes.

Dentro de una empresa los conflictos pueden ser muy dañinos, tanto para las personas de la organización, como para la empresa en su conjunto, ya que ante un conflicto hay quien se sienta a negociar para intentar resolverlo y acercar posturas, pero también hay quien intenta imponerse o, lo que es peor, busca dañar a la otra parte, intenta que se marche del trabajo haciéndole mobbing o que sea despedida. 

La conflictividad dentro de las organizaciones drena importantes recursos, ya que cuando los empleados están inmersos en conflictos internos en ocasiones lo acaban pagando los clientes que no son atendidos correctamente, o se merma la productividad de los trabajadores que dedican una parte importante de su tiempo a guerras internas.

Todo conflicto tiene una causa, que puede ser visible o invisible, consciente o inconsciente, profunda y enquistada o superficial. Entre las causas más comunes de los conflictos podemos destacar las siguientes:

Problemas de comunicación

En una empresa conviven diferentes tipos de profesionales, con diferentes niveles educativos, que pueden percibir la información transmitida de diferente manera en función del puesto de trabajo que ocupen, o en función de sus circunstancias personales o profesionales en el momento de recibir la comunicación. Todos los días se producen errores en la comunicación, malos entendidos y en algunos casos hasta faltas de respeto, lo que puede derivar en que la comunicación llegue incluso a suspenderse entre determinados profesionales, o limitarse drásticamente.

Relaciones interpersonales

La causa de la mayoría de los problemas entre diferentes profesionales está en la falta de reconocimiento mutuo. Además, en ocasiones la diferente química entre las personas provoca que a la mínima chispa estalle un conflicto.

Diferentes valores

No todo el mundo tiene los mismos valores, no hay más que ver los diferentes valores que tienen los votantes de los partidos políticos que se sitúan en los extremos del panorama político español, los cuales tienen que convivir en las empresas.

Claridad de rol

Los roles de los diferentes profesionales tienen que estar claramente definidos para no entrar en colisión.

Intereses opuestos

Los intereses de un director comercial y un director financiero pueden ser opuestos, ya que para el director comercial la cifra de ventas puede ser prioritaria, minimizando el riesgo de cobro y la rentabilidad, mientras que el director financiero puede hacer más hincapié en cobrar lo que se vende y vender con rentabilidad, aunque se venda menos.

Falta de confianza

Si no existe un clima de confianza, las partes estarán a la defensiva y en cualquier momento una chispa puede hacer estallar un conflicto.

Diferencias culturales

Las sociedades cada vez son más multiculturales, pero esta disparidad de culturas en las empresas debe ser bien gestionada para evitar conflictos.

Ausencia de procedimientos, normas o reglas

Si todos conocen las reglas del juego será más fácil que este se desarrolle sin problemas. Las normas y procedimientos acotan el camino del conflicto.

Expectativas frustradas

Si por ejemplo se engaña a un trabajador para que se incorpore a una empresa y se le generan falsas expectativas, además de un trabajador, se estará incorporando el germen de un conflicto.

La eficiente gestión de los recursos humanos se considera fundamental para evitar conflictos y situaciones incómodas dentro de la organización y poder conseguir los mejores resultados para la compañía. Con el objeto de dotar a las empresas de personal cualificado para identificar y prevenir el conflicto dentro de su organización, y que además tengan capacidad para resolverlo de una forma rápida y eficaz, consiguiendo mantener un adecuado clima laboral, un bajo absentismo y evitar la posible pérdida de talento, el CEF.- ha preparado el Curso sobre Mediación en la Gestión de Recursos Humanos.

José Ramón Fernández de la Cigoña Fraga
Colaborador del CEF.-