Actualidad laboral sobre la crisis del Coronavirus AQUÍ

Legislación | Actividad Jurisdiccional | Noticias

9 consejos para evitar que tus trabajadores quieran ser despedidos

Cómo frenar el abandono del puesto por los trabajadores. Un hombre joven lleva una caja con sus pertenencias para instalarse en su nueva oficina

Empresas como Twitter, Meta (Facebook) o Amazon están prescindiendo de parte de sus plantillas. Por las formas en que los despidos se están llevando a cabo, los que realiza Elon Musk son los que están llamando más la atención, ya que se anuncian, y también en algunos casos se ejecutan, a golpe de tuit.

Pero además de las formas, en Twitter se están endureciendo las condiciones de los trabajadores que quedan en plantilla. En la empresa del pájaro azul, se está suprimiendo el teletrabajo y se obliga a muchos trabajadores a prolongar sus jornadas laborales, sin tener en cuenta los problemas que puedan tener para conciliar su vida privada con la laboral.

Algunos de los empleados clave de Twitter ya no esperan a ser despedidos y han abandonado su puesto de trabajo de forma voluntaria. El principal motivo es que no quieren seguir aportando su talento en un proyecto empresarial que ya no les atrae.

Pero no hace falta que crucemos el Atlántico para encontrarnos con trabajadores que intentan escapar de sus empresas a la mínima oportunidad. En nuestro país, son muchos los trabajadores del sector de la banca que abrazaron las prejubilaciones cuando tuvieron la oportunidad y se marcharon felices de su puesto de trabajo.

En determinados casos, en las empresas hay mal ambiente laboral, o los trabajadores no están satisfechos con sus superiores. Tal puede ser el descontento de muchos trabajadores que cuando son despedidos, en lugar de pena por perder su puesto de trabajo, sienten una inmensa alegría de poder irse al paro con una indemnización y poder abrirse a desarrollar nuevos proyectos.

El principal objetivo del departamento de Recursos Humanos debe ser contribuir al éxito de la empresa, para lo cual tiene que seleccionar, sustituir, desarrollar y retener los Recursos Humanos de la misma, manteniendo un equipo cualificado y motivado que esté alineado con los objetivos de la organización. Si los trabajadores están deseando escapar de la empresa y no les importa ser despedidos, habrán fracasado en su objetivo de retener el talento.

Para evitar que los trabajadores quieran ser despedidos hay algunos consejos que se pueden seguir.

Ten en tu empresa lideres en lugar de jefes

El líder sabe dirigir y motivar a un equipo de personas sin necesidad de imponer sus ideas, ya que consigue que estos las abracen o que incluso las mejoren, al mantener siempre una escucha activa con los integrantes de su equipo. Por el contrario, el jefe es una autoridad impuesta que utiliza su poder para impartir órdenes y que se le obedezca.

Un líder puede adaptarse a estructuras colaborativas horizontales de profesionales altamente cualificados, asegurando con su participación e influencia el buen fin del proyecto. En contraposición, el jefe solo entiende de estructuras de mando verticales, descendentes, autoritarias y unilaterales.

Un buen líder hace partícipe a todo el equipo de los logros obtenidos, generando un buen clima laboral. En el polo opuesto se sitúan los jefes que se atribuyen todos los éxitos.

El líder tiene la habilidad para saber cuándo y cómo recompensar los logros conseguidos por las personas y equipos que dirige. Un equipo que ve que su esfuerzo es tenido en cuenta y recompensado de manera justa estará más motivado y será más fácil que sus integrantes quieran permanecer en la empresa.

Un jefe puede reprender en público a un trabajador, un líder nunca hará eso.

Muchos trabajadores no abandonan sus empresas, dejan a sus jefes, ya que no los soportan.

Un líder tiene el don de hacer sentir al trabajador que su presencia y su labor en la empresa es importante.

Cuidado con las indemnizaciones millonarias

Cada cierto tiempo saltan al foco mediático noticias de directivos o entrenadores de futbol con indemnizaciones millonarias. El atractivo de una indemnización nunca debe ser tan grande como para que, al mínimo contratiempo, el empleado realice las cuentas de la indemnización que le correspondería en caso de despido.

Pon el foco en el control de la productividad, no en las horas de presencia física en el trabajo

La productividad laboral de los empleados no es superior por estar más horas en la empresa, ya que lo importante es el uso que se le da al tiempo que se está en el trabajo. No se trata de estar más tiempo en la empresa, se trata de aprovechar el tiempo de la jornada laboral y que este sea productivo.

Máster en Dirección y Gestión de Recursos Humanos

Es más importante la calidad de las horas de un trabajador que su cantidad, ya que hay trabajadores que prolongan su jornada más allá de las horas estipuladas en su puesto sin que sean realmente productivos, mientras que otros realizan el trabajo en las horas asignadas y generan resultados superiores al gestionar mejor el tiempo de trabajo.

Realiza una correcta valoración de los puestos de trabajo

Cada puesto de trabajo debe estar correctamente valorado, ya que no hay nada más frustrante que se infravalore el trabajo de uno. En este sentido, es importante desarrollar programas de incentivos por los logros conseguidos, bien sea a través de reconocimientos verbales, por escrito, complementos salariales, un permiso retribuido, etc.

Facilita la conciliación de la vida laboral y personal de los trabajadores

No hay nada más frustrante para un trabajador que no poder ocuparse de sus seres queridos, máxime en situaciones delicadas, como las enfermedades. En este sentido, los horarios flexibles y el teletrabajo hacen que los trabajadores se sientan más cómodos en su empresa.

Desarrolla un entorno de trabajo agradable en el que los trabajadores se sientan cómodos

La comodidad debe ser tanto física como emocional. Para que los trabajadores se encuentren cómodos en su puesto de trabajo es fundamental un buen ambiente laboral, en el que exista respeto y camaradería entre compañeros y superiores. Además, también es importante que el entorno físico del puesto de trabajo sea el adecuado.

  • Para conseguir lo primero, es importante que no existan trabajadores tóxicos en la organización.
  • Para que el entorno físico donde los trabajadores desempeñan sus servicios sea el adecuado, las condiciones ambientales deben ser las adecuadas, por ejemplo, si pasan exceso de frío o calor en su puesto de trabajo estarán incómodos.

Forma a tus trabajadores

Pagarle un máster a un trabajador, además de mejorar su cualificación, mejorará su motivación, identificación y fidelidad con la empresa. Se trata, por tanto, de un buen primer paso para formar a trabajadores con potencial para ascender.

Facilita el desarrollo profesional con la promoción interna

Los trabajadores tienen que ver que si se esfuerzan serán recompensados. Si hagan lo que hagan, ven que los puestos directivos son ocupados siempre por profesionales que vienen de fuera de la empresa, entonces ya saben que tienen que cambiar de trabajo, si lo que quieren es promocionar.

Contrata a los trabajadores más adecuados para un puesto de trabajo, no a los más baratos

Un trabajador puede no tener el perfil óptimo para el puesto de trabajo, pero puede ser incorporado a la empresa por aceptar una remuneración inferior a la de otro candidato que este más preparado y tenga unas expectativas salariales más altas. El problema es que, si por falta de cualificación no consigue llegar a los objetivos que la empresa espera conseguir por el desempeño de su puesto de trabajo, la empresa tendrá que prescindir de él. Pero si el trabajador está cualificado y cumple con sus objetivos, si la empresa no mejora sus condiciones laborales, lo más probable es que se marche a otra empresa a la primera oportunidad.

Si algo no va bien en la empresa y hay trabajadores que no se encuentran cómodos, la dirección de la empresa debe saberlo cuanto antes para poder tomar medidas correctoras. Por ello, es fundamental  que funcione la comunicación interna a todos los niveles.

Un trabajador feliz en su trabajo no querrá abandonar su puesto y hablará bien de su empresa, convirtiéndose en un embajador de esta. El CEF.- consciente de la importancia de formar especialistas en la gestión y motivación de las personas dentro de las organizaciones, ha diseñado el Máster en Dirección y Gestión de Recursos Humanos - RR. HH, un completo programa formativo donde aprender a planificar, gestionar y desarrollar los Recursos Humanos de una empresa en su dimensión psicológica, jurídica y empresarial.

José Ramón Fernández de la Cigoña Fraga
Colaborador del CEF.-