La ultraactividad y la tesis de los acuerdos ex profeso: la incertidumbre ha llegado

Si hace ya alg煤n tiempo nos hicimos eco en estas p谩ginas de la Sentencia de la Audiencia Nacional de 23 de julio de 2013 (SAN 149/2013), respecto de la previsi贸n normativa del art铆culo 86.3 ET1 y la Disposici贸n Transitoria Cuarta2 de la Ley 3/2012, relativas a la ultraactividad de los convenios colectivos denunciados con anterioridad a la entrada en vigor de aquella (8 de julio de 2012), ahora toca, lamentablemente, poner de manifiesto una interpretaci贸n m谩s restrictiva en t茅rminos sociales, la acogida en la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andaluc铆a, sede en Granada, de 23 de enero de 2014 (rec. n煤m. 2285/2013)3.

Los hechos concretos sobre los que se pronuncia el Tribunal son los siguientes: el convenio colectivo cuestionado (convenio colectivo del personal laboral del Ayuntamiento de Bail茅n) entr贸 en vigor en el a帽o 2000; dicho convenio fue denunciado en el a帽o 2009, estableciendo en su art铆culo 3 que 鈥渦na vez denunciado el convenio y hasta tanto no se logre un convenio colectivo que lo sustituya, continuar谩 en vigor el presente convenio鈥; el ayuntamiento en reuni贸n celebrada en fecha 31 de julio de 2013 comunic贸 a los representantes sindicales que el convenio colectivo no estaba en vigor desde el d铆a 8 de julio, por estar ya denunciado desde 2009; desde la Corporaci贸n se pretende la modificaci贸n colectiva de las condiciones de trabajo, ampar谩ndose en la p茅rdida de vigencia del convenio colectivo.

Si bien en instancia se dio la raz贸n a la representaci贸n de los trabajadores, con trascripci贸n literal de la SAN referenciada, la Sala del TSJ, sin embargo, rechaza la interpretaci贸n llevada a cabo por la Audiencia y se sit煤a, precisamente, en la defendida por la corriente doctrinal opuesta, que amparaba su postura en un defecto de la voluntad, que podr铆a traducirse en que no se puede querer lo que no se conoce.

Se帽alaba la SAN, recordando su fundamentaci贸n, que si siempre hubo la posibilidad de limitar la ultraactividad a un a帽o, y las partes no escogieron establecerla, mal puede decirse que no era su voluntad desplazar el r茅gimen de ultraactividad anual que el legislador ahora propone de modo subsidiario.

Adem谩s, la AN interpretaba que la voluntad del legislador ha consistido en exigir alg煤n tipo de negociaci贸n en torno a la ultraactividad. Tanto si se pact贸 su ajuste a la regla subsidiaria (mediante la simple reproducci贸n parcial del art铆culo 86.3 ET), como si se separaba de ella, siendo necesario que se produjera, por tanto, alg煤n tipo de manifestaci贸n, operando en otro caso el l铆mite anual de la ultraactividad.

No quedaban amparados, por tanto, en el entendimiento de la AN, aquellos supuestos en que, bien exista una mera remisi贸n al art铆culo 86.3 ET (sin reproducci贸n de su contenido, entendemos), bien no exista ninguna alusi贸n, habiendo dejado, en este 煤ltimo caso, operar la regla subsidiaria sin realizar ning煤n tipo de disposici贸n sobre la materia.

Dicho esto, por el contrario, el TSJ de Andaluc铆a se aparta de dicha interpretaci贸n acudiendo para ello al II Acuerdo para el empleo y la negociaci贸n colectiva sobre ultraactividad de los convenios colectivos4, donde los firmantes (CEOE, CEPYME, CCOO y UGT) 鈥減arten de la consideraci贸n de que la ultraactividad de los convenios colectivos es una materia disponible para los negociadores, por cuanto la previsi贸n legal sobre vigencia m谩xima es de aplicaci贸n supletoria en defecto de pacto expreso鈥.

De esta forma el TSJ de Andaluc铆a llega a la conclusi贸n de que el pacto del convenio colectivo cuestionado, reproducido ut supra, y redactado en el a帽o 2000, no puede constituir la voluntad exigida para el pacto a que se refiere el art铆culo 86.3 ET en la regulaci贸n vigente, impedido por tanto para desplazar la actual regulaci贸n, pues 鈥渘o estaba ni pod铆a estar en la mente de las partes negociadoras del Convenio del a帽o 2000 el pacto a que se refiere el nuevo r茅gimen de la ultraactividad con anterioridad a su propia existencia y al que los propios titulares de la negociaci贸n colectiva se han referido como un pacto expreso鈥.

As铆, para una adecuada comprensi贸n de esta afirmaci贸n debemos entender el t茅rmino expreso no en su sentido de patente, especificado, sino en otra de sus acepciones, como ex profeso, es decir, en el caso, como un acuerdo de voluntades adoptado de prop贸sito o con intenci贸n.

Entiende el Tribunal que 鈥渦na interpretaci贸n contraria a la expuesta prorrogar铆a la anterior regulaci贸n de ultraactividad indefinida haciendo que la nueva previsi贸n tras la reforma por la Ley 3/2012 carezca del efecto pretendido, que busc贸, precisamente, evitar la vigencia indefinida de m煤ltiples convenios聽 colectivos denunciados y una petrificaci贸n de las condiciones de trabajo.

Con esta interpretaci贸n se logra el objetivo 煤ltimo pretendido con la reforma, cual es que las empresas que NO est谩n en crisis tambi茅n dispongan de mecanismos de 鈥渇lexibilidad y de mejora de la competitividad鈥.

De esta forma, el TSJ de Andaluc铆a declara que el convenio colectivo en cuesti贸n perdi贸 su vigencia a partir del 8 de julio de 2013, aplic谩ndose, si lo hubiere, el convenio de 谩mbito superior que fuera de aplicaci贸n, abriendo la puerta con ello a las modificaciones colectivas pretendidas.

1 Art. 86.3 in fine ET: 鈥淭ranscurrido un a帽o desde la denuncia del convenio colectivo sin que se haya acordado un nuevo convenio o dictado un laudo arbitral, aqu茅l perder谩, salvo pacto en contrario, vigencia y se aplicar谩, si lo hubiere, el convenio colectivo de 谩mbito superior que fuera de aplicaci贸n.

2 Disposici贸n Transitoria Cuarta, Ley 3/2012: 鈥淓n los convenios colectivos que ya estuvieran denunciados a la fecha de entrada en vigor de esta Ley, el plazo de un a帽o al que se refiere el apartado 3 del art铆culo 86 del Estatuto de los Trabajadores, en la redacci贸n dada al mismo por esta Ley, empezar谩 a computarse a partir de dicha fecha de entrada en vigor.鈥

3 Hasta ahora podemos rese帽ar, sin car谩cter exhaustivo, un buen n煤mero de sentencias que se han pronunciado acerca de este asunto, todas en el mismo sentido, es decir, favorable a los trabajadores: SSTJ de Catalu帽a, de 12 de diciembre de 2013, rec. n煤m. 65/2013 y del Pa铆s Vasco, de 26 de noviembre de 2013, rec. n煤m. 29/2013 (NSJ048291); SSJS n潞 16 de Barcelona, de 21 de febrero de 2014, sentencia 64/2014; n潞 6 de Bilbao, de 10 de enero de 2014, sentencia 9/2014; n潞 4 de Donosita-San Sebasti谩n, de 25 de noviembre de 2013, sentencia 401/2013 (NSJ049009).

4 Resoluci贸n de 30 de mayo de 2013 (BOE de 14 de junio de 2013).