Actualidad laboral sobre la crisis del Coronavirus AQUÍ

Legislación | Actividad Jurisdiccional | Noticias

5 razones por las que la retribución emocional cobra cada vez más importancia

¿Por qué es importante la retribución emocional? Imagen de trabajador que recibe un bono de dinero por buen trabajo

El salario emocional cada vez cobra más importancia, sobre todo desde que la covid-19 nos visitó para quedarse un tiempo entre nosotros, deteriorando la salud mental de muchos ciudadanos.

Pero ya antes de la pandemia, gracias a la evolución de nuestra sociedad con las nuevas generaciones a la vanguardia, se antepone cada vez más la calidad de vida a la remuneración, siempre y cuando partamos de una remuneración salarial digna y acorde al perfil del trabajador.

Podemos decir que se está cambiando el paradigma de «vivir para trabajar» por el de «trabajar para vivir».

Incluso algunos de los trabajadores de las llamadas big four, acostumbrados a trabajar más de 8 horas comienzan a rebelarse contra las largas jornadas que pueden rondar las 84 horas semanales, reclamando un cambio de cultura en la organización.

Efectos de la pandemia en la salud mental de los trabajadores

La pandemia generada por la covid-19, además de los ya conocidos daños en la salud física de las personas, está provocando un importante incremento de los problemas de salud mental, como la ansiedad, la angustia y el estrés.

Los trabajadores se encuentran sometidos a unas condiciones ambientales adversas en sus lugares de trabajo, de manera que se debe trabajar con mascarilla en la mayor parte de los puestos de trabajo y se deben seguir los estrictos protocolos en materia sanitaria que imponen las empresas.

Aislamiento, falta de contacto social, cambios en los hábitos y en las rutinas laborales y el miedo a contraer la covid-19 empiezan a pasar factura a unos trabajadores que llevan ya más de un año padeciendo las consecuencias de la pandemia.

Según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), en este primer año de pandemia un 6,4% de la población ha acudido a un profesional de la salud mental, principalmente por ansiedad y depresión.

Además, las personas de 18 a 34 años son las que han frecuentado más los servicios de salud mental, ya que han padecido más ataques de ansiedad, más síntomas de tristeza y han sido las personas que más han tenido que modificar su vida habitual.

Curso_Retribucion_Compensacion

¿Qué es el salario emocional?

El salario emocional es aquel que incluye prestaciones de carácter no económico, pero que para el trabajador pueden ser más importantes que un incremento salarial, sobre todo desde que la pandemia ha cambiado la escala de prioridades de muchos trabajadores, que ahora valoran más el tiempo en familia.

La retribución emocional busca satisfacer las necesidades personales, familiares y profesionales del trabajador, mejorando su calidad de vida y facilitando la conciliación familiar con la laboral.

Beneficios de la retribución emocional

La retribución emocional tiene múltiples beneficios, entre los que podemos destacar los siguientes:

  • Incremento de la productividad. La retribución emocional puede suponer un plus de motivación a los trabajadores, y los trabajadores motivados trabajan mejor y son más productivos. La retribución emocional contribuye a que los empleados se sienten a gusto en la empresa, lo que incrementa la productividad y fomenta la creatividad, ya que tendrán una actitud más positiva y una mentalidad más abierta.
  • Fidelidad de los empleados y reducción de la rotación. El salario emocional es una muestra de respeto, afecto y preocupación por el trabajador. Un empleado que siente querido, será más fiel y permanecerá más tiempo en la empresa. Para conseguir retener el talento necesario para apuntalar el crecimiento de cualquier organización, es necesario diseñar una política de recursos humanos atractiva, en la que se de especial importancia al salario emocional. Las muestras de afecto hacia los empleados crean equipos de trabajo más estables, ya que se reduce la rotación, de manera que se facilita el progreso y el éxito de la organización.
  • Reducción del absentismo. Si, por ejemplo, entre las medidas del salario emocional se encuentra la flexibilidad horaria, los trabajadores faltarán menos al trabajo, ya que podrán adaptar su jornada laboral a las contingencias personales que pudieran tener en su vida privada.
  • Mejora del ambiente laboral. Si los trabajadores sienten que su esfuerzo es recompensado, bien económicamente o mediante salario emocional, se sentirán más felices, y la felicidad dicen que es contagiosa, por lo que sería muy raro que no mejorase notablemente el ambiente laboral.
  • Atracción del talento. Hoy en día los empleados son los mejores embajadores de la marca de una empresa, y cada vez se ven más muestras de afecto de determinadas empresas a sus trabajadores en las redes sociales. Si una empresa coge fama de tener buenas políticas de personal, tratar bien a sus empleados, pagarles bien y además entregarles beneficios sociales, a buen seguro que atraerá talento hacia ella.

La retribución es, probablemente, la herramienta de gestión más potente que tienen hoy día las compañías para dirigir los esfuerzos de sus directivos y empleados hacia la consecución de los objetivos de negocio. Pero, dentro de la retribución, el salario emocional gana cada vez más peso. Para todos aquellos interesados en adquirir conocimientos, habilidades y herramientas que les permitan diseñar e implantar estructuras salariales y modelos de gestión de la retribución fija, variable, en especie y emocional, el CEF.- pone a su disposición el Curso Monográfico sobre Retribución y Compensación.

José Ramón Fernández de la Cigoña Fraga
Colaborador del CEF.-