Actualidad laboral sobre la crisis del Coronavirus AQUÍ

Legislación | Actividad Jurisdiccional | Noticias

Los sistemas de retribución como herramienta para atraer y mantener el talento

Los sistemas de retribución como herramienta para atraer y mantener el talento

Retener y atraer profesionales con talento, es la clave de las empresas de éxito, por eso la manera de motivar, atraer y retener el talento, es caballo de batalla de los profesionales de los recursos humanos, que tienen que afinar los sistemas de retribución de las empresas, para que los trabajadores sientan que su esfuerzo se ve recompensado y a la vez este se encamine a la consecución de los objetivos de la organización.

Steve Jobs, dijo «la única manera de hacer un trabajo genial, es amar lo que haces», pero ese amor se puede romper, si el sistema de retribución no satisface las necesidades de los mejores trabajadores de la empresa. Si estos empiezan a pensar en desarrollar su trabajo en otra organización,  en donde se recompense mejor su esfuerzo y su talento, entonces algo está fallando en la empresa.

La retribución de los trabajadores y directivos, constituye pues, una de las funciones con mayor valor estratégico dentro de las empresas y las áreas de recursos humanos, por lo que el diseño y la implantación de sistemas de retribución, es una necesidad actual que tienen las empresas.

Tipos de retribución que se pueden dar en las empresas

Las empresas pueden elegir entre diferentes tipos de retribución:

Modelos de retribución fija. En el diseño de la estructura salarial de este tipo de retribución, hay que tener en cuenta elementos como: el nivel del puesto, la banda salarial, la amplitud de la banda, el diferencial entre puntos medios, el solape entre bandas salariales, etc.

También es importante tener en cuenta la competitividad externa, a través de mercados retributivos y estudios salariales, las revisiones y ajustes salariales, la asignación de salarios en  incorporaciones y promociones, etc.

Modelos de retribución variable. Los sistemas de retribución variable (SRV) pueden establecer incentivos a corto y largo plazo, bonos, gratificaciones y programas de reconocimiento. En este tipo de retribución, es muy importante definir el peso del variable en el mix retributivo, los target de retribución variable y la frecuencia y forma de pago.

La retribución variable, debe de estar basada en un programa de dirección por objetivos, pudiendo definirse: indicadores, escalas de cumplimiento y consecución de incentivos, nivel al que se miden los resultados, etc. Un ejemplo de escalas de cumplimiento, sería determinar diferentes incentivos, en función del grado de cumplimiento de los objetivos de ventas establecidos.

Si se definen modelos de retribución variable, es fundamental su correcta comunicación, de manera que todo el mundo tenga claros los incentivos que corresponden, en función del cumplimiento de los objetivos definidos.

Es importante destacar, que el empresario está obligado a incluir las comisiones en la remuneración que se adeuda al trabajador, durante sus vacaciones anuales retribuidas.

Reparto de beneficios corporativos y retribuciones en especie. Este tipo de remuneración se ha visto muy afectada por el Real Decreto-Ley 16/2013 de 20 de diciembre en materia retributiva, ya que se modificó el artículo 109 del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, especificando que «la base de cotización para todas las contingencias y situaciones amparadas por la acción protectora del Régimen General, incluidas las de accidente de trabajo y enfermedad profesional, estará constituida por la remuneración total, cualquiera que sea su forma o denominación, tanto en metálico como en especie, que con carácter mensual, tenga derecho a percibir el trabajador o asimilado, o la que efectivamente perciba de ser ésta superior, por razón del trabajo que realice por cuenta ajena.»

Sistemas de retribución flexible. Permiten al empleado, decidir qué parte del salario quiere cobrar en dinero y qué parte en productos o servicios. Este tipo de retribución tiene ventajas para el trabajador y para la empresa, pero es fundamental que ambos conozcan el tratamiento fiscal de los productos que se incluyen habitualmente en los planes de retribución flexible (PRF), ya que por ejemplo, el empleador debe repercutir el IVA a sus trabajadores, de los bienes y servicios que formen parte de su retribución flexible.

Dentro de estos planes, es habitual incluir la formación del trabajador, de manera que la empresa, pague al trabajador un Máster, estudios reglados o cursos, que además de mejorar las competencias del trabajador de cara a la empresa, le permitan a este desarrollarse profesionalmente.

«Si piensas que la formación es cara, prueba con la ignorancia».

Benjamin Franklin

El salario emocional. En él se incluyen cuestiones de carácter no económico, que buscan satisfacer las necesidades personales, familiares y profesionales del trabajador, mejorando la calidad de vida del mismo y fomentando la conciliación laboral.

Todos estos aspectos se tratan en profundidad de una manera práctica en el Curso Monográfico sobre Retribución y Compensación que se imparte en el CEF, donde además se abordarán los aspectos jurídico-laborales y fiscales de los diferentes tipos de compensaciones, el cuadro de mando de indicadores de retribución y los aspectos retributivos de los planes de pensiones.

José Ramón Fernández de la Cigoña Fraga
Director Administrativo y Financiero (CFO)