Actualidad laboral sobre la crisis del Coronavirus AQUÍ

Legislación | Actividad Jurisdiccional | Noticias

7 puntos clave que te interesa conocer sobre la retribución y compensación del teletrabajo

Chica de espaldas sentada en una mesa trabajando desde casa

El teletrabajo ha venido para quedarse, por lo menos en muchas actividades profesionales, ya que aunque su generalización ha sido motivada por los confinamientos ocasionados por la covid-19, muchas empresas han descubierto las múltiples ventajas del teletrabajo, entre las que se encuentran importantes ahorros de costes, tanto para la empresa, como para los teletrabajadores.

Otra importante consecuencia del teletrabajo, que para algunas empresas será una amenaza, pero para otras una oportunidad, es la posibilidad de captar talento en cualquier parte del mundo, o por el contrario, que puedan captar a nuestros trabajadores desde cualquier empresa ubicada en cualquier parte del mundo, sin necesidad de que los trabajadores se desplacen, por lo que  no se verá alterada su vida privada.

El diseño y la implantación de sistemas de retribución para los teletrabajadores se ha convertido, pues, en una necesidad crucial para las empresas, que se ven en la obligación de ofrecer a sus teletrabajadores paquetes de compensación cada vez más atractivos y competitivos que sirvan para recompensar su contribución y fidelizar el talento.

Pero no todas las empresas son conscientes de la importancia de la motivación de los teletrabajadores, de hecho en una encuesta realizada por Linkedin Noticias España solo el 2% de los encuestados afirmaba que su empresa le había dotado de una silla ergonómica, mientras que de los comentarios que se realizan en la encuesta se desprende que hay dos ligas, la de los teletrabajadores a los que sus empresas les dotan de todo lo que necesitan, y en algunos casos incluso más, y la que juegan aquellos cuyas empresas no les aportan nada, casi nada o lo mínimo indispensable.

El Real Decreto-ley 28/2020, de 22 de septiembre, de trabajo a distancia ha aclarado algunos puntos, otorgando por ley determinados derechos a los trabajadores, pero las empresas que quieran contar con los mejores profesionales tienen que dar un paso más allá y considerar la retribución de los teletrabajadores como un factor estratégico dentro de las compañías y las áreas de recursos humanos.

Con relación a la retribución y compensación del teletrabajo te interesa conocer los siguientes puntos clave:

Formación

La formación de los trabajadores es un factor determinante para el éxito de las organizaciones, de manera que cada vez son más las empresas que consideran la formación como un valor estratégico, sufragando incluso másteres a sus empleados. La formación de los trabajadores puede incluirse en los contratos de trabajo como remuneración en especie.

Pero, para las empresas que jueguen en la segunda división de la liga del teletrabajo, les será de aplicación la ley, de manera que  deberán garantizar a las personas que trabajen a distancia la formación necesaria para el adecuado desarrollo de su actividad, tanto al momento de formalizar el acuerdo de trabajo a distancia, como cuando se produzcan cambios en los medios o tecnologías utilizadas.

Dotación y mantenimiento  de equipos de trabajo

La ley también garantiza el derecho de las personas que trabajan a distancia a la dotación y mantenimiento adecuado por parte de la empresa de todos los medios, equipos y herramientas necesarios para el teletrabajo y con los términos establecidos, en su caso, en el convenio o acuerdo colectivo de aplicación.

En este sentido, tal y como comentábamos al principio, hay algunas empresas que aportan lo mínimo imprescindible para poder realizar el trabajo, mientras que otras buscan la máxima comodidad de sus empleados, ya que consideran que cuanto más cómodos estén serán más productivos.

Abono y compensación de gastos

La ley también establece que el desarrollo del trabajo a distancia deberá ser sufragado o compensado por la empresa, y no podrá suponer la asunción por parte de la persona trabajadora de gastos relacionados con los equipos, herramientas y medios vinculados al desarrollo de su actividad laboral, debiendo establecerse en los convenios o acuerdos colectivos los mecanismos para la determinación y compensación o abono de estos gastos.

Flexibilidad horaria

La flexibilidad horaria es una de las ventajas del teletrabajo, de manera que de conformidad con los términos establecidos en el acuerdo de trabajo a distancia y la negociación colectiva, respetando los tiempos de disponibilidad obligatoria y la normativa sobre tiempo de trabajo y descanso, la persona que desarrolla trabajo a distancia podrá flexibilizar el horario de prestación de servicios establecido.

Retribución variable

Los responsables de recursos humanos de las empresas deben identificar los indicadores y elementos a tener en cuenta desde el punto de vista técnico para diseñar, implantar, administrar y gestionar los sistemas de retribución variable. Dentro de la retribución variable podemos encontrar: incentivos a corto plazo, sistemas de participación en beneficios, programas de incentivos basados en el desempeño y en la dirección por objetivos, incentivos a largo plazo basados en el capital, en metálico y mixtos, bonos, gratificaciones y programas de reconocimiento.

Para determinar la retribución variable es necesario supervisar el trabajo, para lo que se pueden utilizar métricas e indicadores, bandas de cumplimiento, escalas de consecución, umbrales mínimos y máximos, fijación, seguimiento y valoración de objetivos, marco temporal del proceso, etc.

Beneficios sociales corporativos

Una forma tradicional de captar talento y fidelizar a los empleados son los beneficios sociales corporativos, de manera que en el nuevo contexto de generalización del trabajo en muchas organizaciones los responsables de recursos humanos tienen que buscar nuevas fórmulas para trasladar beneficios sociales a los teletrabajadores.

Retribución emocional

Cada vez tienen más importancia, como factor de atracción y fidelización, los elementos retributivos cualitativos o «intangibles» de compensación, más allá de los puramente económicos y/o dinerarios. Entre la retribución emocional asociada al teletrabajo podemos destacar las facilidades para la conciliación.

La retribución es una de las herramientas de gestión más potentes que tienen hoy en día las compañías para dirigir los esfuerzos de sus directivos y empleados hacia la consecución de los objetivos del negocio, de manera que para todos aquellos que quieran especializarse en esta metería, el CEF.- pone a su disposición el Curso Monográfico sobre Retribución y Compensación.

José Ramón Fernández de la Cigoña Fraga
Colaborador del CEF.-