Actualidad laboral sobre la crisis del Coronavirus AQUÍ

Legislación | Actividad Jurisdiccional | Noticias
Banner Descarga Gratuita

¿Cómo comunicar el despido a un trabajador?

¿Cómo comunicar el despido a un trabajador? Imagen de una chica con una caja con sus cosas de trabajo y una cara muy preocupada al ser despedida

A la hora de comunicar el despido de un trabajador algunas empresas están llamando la atención por sus formas rocambolescas de formalizar despidos. Algunas compañías están haciendo uso de inteligencias artificiales para decidir y comunicar despidos, otras despiden a trabajadores durante sus vacaciones y otros trabajadores se enteran de que han sido despedidos cuando reciben antes el ingreso del finiquito en su cuenta corriente que la notificación del despido.

El despido de un trabajador se debe comunicar siempre por escrito, tanto si se trata de un despido por causas objetivas, un despido colectivo o un despido disciplinario. En este último caso se deben de incluir los hechos que lo motivan y la fecha en la que tendrá efecto (art. 55. ET).

No realizar correctamente la comunicación de un despido puede considerarse un defecto de forma que provoque que el despido pueda ser declarado improcedente. Si la empresa no cumple con los requisitos formales del despido, puede volver a efectuarlo, eso sí, cumpliendo los requisitos formales omitidos en la notificación inicial.

¿Cómo se debe notificar el despido a un trabajador que no se encuentra en la empresa?

El despido a un trabajador que no se encuentra en la empresa, bien por estar de vacaciones o por otros motivos, deberá ser notificado por escrito, haciendo figurar los hechos que lo motivan y la fecha en que tendrá efecto. En relación con la causa, esta se debe recoger en la notificación, tanto si se trata de causas objetivas, como si es un despido colectivo o se trata de uno disciplinario.

La mejor forma para comunicar un despido a un trabajador que no se encuentra en la empresa es mediante burofax. Si un trabajador se encuentra de vacaciones y recibe un burofax notificándole el despido en el domicilio que comunicó al incorporarse a la empresa, este será válido al hacerse por escrito y fehacientemente.

Otras formas de notificar despidos a trabajadores que no se encuentran en la empresa que cada vez son más utilizadas son mediante un WhatsApp, enviando un email o un mensaje al teléfono móvil. Sin embargo, estas formas de despido no son válidas y si el trabajador reclama en el juzgado de lo social el despido puede ser declarado improcedente.

Banner Formación CEF.-

Consejos para comunicar el despido de un trabajador

Además de comunicar el despido por escrito, de forma fehaciente, hay una serie de consejos que se puede seguir:

No despidas en caliente

No todos los días son buenos, ya que en ocasiones los problemas se acumulan y puede saltar una chispa que desencadene una discusión. También puede darse el caso de que un trabajador atraviese por problemas personales que afecten a su rendimiento, o que los problemas los tenga el superior y sus subordinados paguen los platos rotos. Estas situaciones y otras similares, no tienen por qué terminar en un despido, si se reconducen adecuadamente, al igual que no todas las discusiones en un matrimonio acaban en divorcio. Divorcio y despido, por cierto, tienen muchos puntos en común.

El despido debe ser breve

A la hora de despedir a un trabajador no se le debe soltar toda la retahíla de causas y motivos que justifican su despido, sobre todo si este ya sabe que su rendimiento o comportamiento no es el adecuado. Es una buena práctica notificarlo personalmente y hacer entrega del finiquito, pero no se debe alargar este momento más de lo estrictamente necesario.

Realizar la comunicación del despido de forma discreta

El trabajador despedido debe ser el primero en enterarse. No es de recibo que cuando este acuda a su puesto de trabajo todos sus compañeros sepan antes que él que se le va a entregar el finiquito. Además, la comunicación debe realizarse en un sitio discreto donde nadie pueda oír lo que se habla o ver lo que está pasando dentro del despacho. 

Prepara con antelación el despido

Un despido puede ser una situación muy incómoda para todos, por lo que ponerse a divagar o contar cosas que no vienen a cuento no es una buena idea. Es importante medir bien lo que se va a decir, ya que el trabajador una vez sabe que ha perdido su puesto de trabajo puede responder de manera airada si se siente atacado.

Cuida la comunicación no verbal

Además de lo que se dice, también es importante el cómo se dice. Es conveniente mantener el contacto visual con el trabajador y cuidar el tono de voz que se emplea.

Asegura la integridad de la información de la empresa

Hay empleados que manejan información muy sensible, por lo que es conveniente procurar que el trabajador no pueda llevarse información interna de la empresa. En este sentido, una opción es bloquear los accesos a los equipos informáticos mientras el trabajador está en un despacho en el que se le está comunicando el despido, para que, si vuelve a recoger pertenencias personales a su puesto, no tenga ya acceso a la información de la empresa.

No pretendas darle pena al trabajador

 A veces el empresario puede no querer prescindir de un trabajador, pero tiene que tomar esta decisión por la mala marcha del negocio. En esta situación no se debe pretender dar pena al trabajador contándole todos los problemas del negocio.

Máster en Dirección y Gestión de Recursos Humanos

Asegurar la devolución de los bienes propiedad de la empresa

Si un trabajador tiene un ordenador portátil, un teléfono móvil y un vehículo de la empresa, será mejor ejecutar el despido en un momento en que se encuentren en la empresa todos los bienes que deban ser entregados. En el caso de que el trabajador tenga que hacer entrega de un vehículo, hay que asegurarse de que tenga facilidades para volver a su domicilio.

Asegúrate de tener testigos del despido

No es conveniente ejecutar un despido en solitario, ya que puede ser una situación tensa que puede complicarse. En las empresas más grandes esto es mucho más fácil, ya que puede estar el superior directo y alguien del Departamento de Recursos Humanos. Además, en el caso de que el trabajador se niegue a firmar la notificación del despido, la empresa puede hacer que dos testigos firmen la carta como prueba de la notificación. Un testigo también podrá acreditar qué se dice y qué no se dice en el momento del despido, proporcionando seguridad a las partes y mediando en caso de que se entable una discusión.

Ten empatía con el trabajador y evita discusiones al comunicar el despido

Puede que la persona despedida quiera entablar una discusión por los motivos del despido, o aprovechar para criticar a compañeros y superiores, pero no se debe caer en el juego de ponerse a discutir. Se supone que la decisión está ya tomada, aunque, no obstante, se puede tomar nota de las sugerencias o quejas del trabajador para contrastarlas y, si procede, ejercitar medidas correctoras. Perder un trabajo no es una experiencia agradable, escucha atentamente y responde al trabajador de forma empática y positiva.

Agradece la labor del trabajador

Salvo casos de despidos disciplinarios muy graves, es importante valorar la aportación del trabajador a la empresa durante su estancia en ella. Agradecer su esfuerzo y dedicación y valorar su contribución le será de ayuda para su autoestima. También se le puede desear suerte y éxito en su carrera profesional.

Para ayudar a los profesionales de los recursos humanos en su día a día, el CEF.- pone a su disposición un amplio abanico de programas formativos en materia laboral y de recursos humanos. Además, para los interesados en una mayor especialización, el Máster en Dirección y Gestión de Recursos Humanos - RR. HH. es la solución ideal.

José Ramón Fernández de la Cigoña Fraga
Colaborador del CEF.-